Varela avaló estructura paralela en el Meduca

El presidente Juan Carlos Varela avaló y puso en operación una estructura paralela, que es la que realmente tiene el mando dentro del Ministerio de Educación (Meduca), confirmaron fuentes oficiales.

La estructura está liderada por la cuñada del presidente Yolanda Eleta de Varela, quien labora bajo una figura ad honorem.

Eleta es quien realmente toma las decisiones importantes del Meduca, por encima de la ministra Marcela Paredes y sus dos viceministros, Carlos Staff y María Castro.

Pero Eleta no actúa sola. Ella tiene una estructura paralela, que es la que realmente ejecuta los proyectos importantes del Meduca, así como las órdenes que emanan directamente del presidente Varela.

Para ello, Eleta tiene como su brazo ejecutor en el Meduca a Franklin Rodríguez, primo del mandatario.

Rodríguez, también desde un cargo ad honorem, es la persona clave dentro del Departamento de Ingeniería y Arquitectura del Meduca, el cual se encarga de las contrataciones y seguimiento de todos los proyectos de inversión de la entidad.

Otra ficha importante en esta estructura paralela es Mario Caparroso, director del programa Mi Escuela Primero, a pesar de que no es funcionario del Meduca, sino del Ministerio de la Presidencia.

El secretario de Asuntos Económicos de la Presidencia, Miguel Ángel Esbrí, también forma parte de la estructura paralela que manda en el Meduca, confirmaron fuentes oficiales.

Esbrí recibe un salario de 7,000 dólares dentro del Ministerio de la Presidencia y es una de las máximas figuras del Opus Dei en Panamá, uno de los grupos más radicales de la Iglesia católica y a la cual pertenece el mandatario panameño.

Esta estructura paralela se encarga de coordinar los procesos de licitación y las compras directas a un grupo de empresas, entre las que sobresalen Casa Goly, American Color y Coremusa, todas con algún tipo de conexión con este gobierno.

Por ejemplo, compras importantes de escritorios para las escuelas han quedado en manos de Coremusa, empresa de la familia del diputado panameñista Adolfo “Beby” Valderrama.

También el presidente Varela ha intercedido para que compras como los buses de las escuelas, alimentos para los planteles con jornada única y útiles escolares queden en manos de Casa Goly, una empresa representada por una de sus donantes de campaña, Yaneth Pool.

“Nosotros, muchas veces, ni vemos los pliegos de la licitación porque ya vienen armados desde la Presidencia. Los trae directamente el señor Rodríguez”, dijo una fuente de la entidad encargada de las compras.

La semana pasada, la ministra Paredes no ocultó la existencia de esta estructura paralela dentro del Meduca, sin entrar a detallar sus funciones.

“Ojalá en el país existieran más personas como ella, que trabaja en pro de la educación”, dijo Paredes.

La titular lamentó que se quiera empañar la trayectoria de una figura como Yolanda Eleta, que tiene toda una ejecutoria de vida dedicada al servicio social.

“El trabajo de vida que ha hecho Yolanda Eleta con las personas con necesidades especiales data de hace más de 20 años, y ella es una persona con un gran corazón”, resaltó Paredes.

Agregó que ella está ayudando al Meduca sin ningún tipo de beneficio personal, y “ojalá que existieran más personas como ella que quieran ayudar a la educación panameña”.

Por su parte, los dirigentes magisteriales se pronunciaron en contra de la estructura paralela dentro del Meduca.

La Asociación de Profesores (Asoprof) destacó que tener un ministerio bicéfalo por componendas politiqueras es crear la anarquía institucional que en nada contribuye a mejorar el sistema educativo.

Para su secretario general, Diógenes Sánchez, esto “es reflejo de la corrupción del Gobierno, que no tiene solvencia moral”.